Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

lunes, 30 de noviembre de 2015

La sucesión de Quintana en Pegasus

Detrás de Marcos Peña (futuro jefe de gabinete del presidente Macri), en la vicejefatura, hay dos hombres con perfil corporativo. Gustavo Lopetegui, de la aerolínea de capitales chilenos LAN; y Mario Quintana, el poderoso líder del fondo Pegasus, que entre otras firmas contiene a la cadena Farmacity, Freddo y el Tortugas Open Mall. 

“Estoy convencido de las bondades de tener salarios reales altos en términos de la sociedad inclusiva que eso genera”, dijo en 2014 en una entrevista con El Cronista.

Aunque Mario Quintana, compañero de facultad de Horacio Rodríguez Larreta en Económicas de la UBA ya lo sabía, esperó al resultado electoral para empezar a mover piezas dentro de su conglomerado de empresas bajo el paraguas del fondo Pegasus. Cuentan que fue Michael Chu, quien lo impulsó a aceptar el ofrecimiento de Mauricio Macri para convertirse en uno de los brazos de la gestión de Marcos Peña en el amplio gabinete económico.

Chu, hijo de un general chino que emigró de Beijing cuando Mao Tse Tung tomó el poder, nació en Uruguay y conoció a Quintana en Harvard. Fue quien lo ayudó a reunir diversos fondos para transformar a Pegasus desde el año 2000 en lo que es en la actualidad con empresas que van desde Farmacity al Tortugas Mall. Otro de sus socios y mentores fue Wood Staton, el dueño de Arcos Dorados que posee la licencia de McDonald’s para toda América Latina.

Chu dirige el fondo Ignia, uno de los impulsores de los negocios inclusivos. Y Staton acaba de dejar el día a día de Arcos Dorados. En cuanto a Pegasus, cada compañía tiene su propio manager y funcionan de manera independiente.

Aunque trascendió que Sebastián Miranda, CEO de Farmacity, tendrá mayores funciones. Por cierto, la designación de Quintana despertó un gran entusiasmo en un amplio sector del empresariado y especialmente entre los emprendedores. Distinta fue la reacción de los laboratorios a los que se supo enfrentar en duras negociaciones por el poder de compra de Farmacity.

A General Electric se la conoce más por la iluminación que por sus otros negocios en la Argentina. Este coloso estadounidense que estaba diversificado en 114 sectores y quedó concentrado en siete, tiene en el país dos rubros muy activos. Uno es el de la fabricación de las cigüeñas para la extracción petrolera en Comodoro Rivadavia y que tiene como cliente principal a YPF.

El otro, es el de equipos nucleares para la salud. Ya entregó 20 de última generación para hospitales públicos que aún no fueron puestos en marcha porque necesitan instalaciones especiales. GE ahora apuesta en la Argentina por el desarrollo de la energía eólica en el sur.

Casi en paralelo con el cambio de gobierno, el dueño de Oliovita, inauguró en Corrientes la primera fábrica de cereales sin gluten. José Chediak, hermano de Juan, presidente de la cámara de la Construcción; desembolsó US$ 110 millones para el emprendimiento que también fue financiado por el BICE y el Banco de Corrientes. En una Argentina en la que la inversión se desplomó, el corte de cinta fue todo un acontecimiento.

Fueron desde Federico Braun, el dueño de La Anónima, al que le fabrican una línea de galletitas fortificadas con packaging de Disney, a Fernando Yuan, el diputado electo por el PRO de la colectividad china y el exportador de Oliovita a China. Chediak reclamó de cara al nuevo gobierno, previsibilidad. Su grupo Phrónesisposee 5.000 hectáreas en desarrollos olivícolas con un ritmo de crecimiento de 200 hectáreas por año.

En el paquete de leyes que aprobó Diputados, pasó disimuladamente la expropiación de unas 66 hectáreas del INTA en Hurlingham en beneficio del municipio de esa localidad. Esa propiedad del INTA cobija al Instituto de Investigación de Ingeniería Rural, un instituto modelo en el mundo en materia de mecanización agrícola y robótica. El proyecto fue presentado a instancias del secretario de Amado Boudou en el Senado y quien maneja las cuentas parlamentarias, el flamante intendente electo de Hurlingham, Juan Zabaleta, quien argumenta que se trata de tierras ociosas que pueden aprovecharse. El directorio del INTA se negó a ceder los terrenos. Pero el miércoles Zavaleta lo logró .




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada