Farmacity en lucha

Farmacity en lucha
Trabajadores de Farmacity

sábado, 23 de marzo de 2013

Lo que faltaba: Depósito de medicamentos ilegal de Farmacity

Lo que faltaba: Depósito de medicamentos ilegal de Farmacity

 La dirección de Farmacia bonaerense secuestró más de 27 mil medicamentos ilegalmente depositados de la cadenera, que eran acopiados en un depósito sin autorización sanitaria en la localidad de Ciudadela. Temen que haya más de estos lugares en otros puntos de la Provincia. Denuncian un avance sobre el territorio bonaerense, una movida “al margen de la ley”. 




Si algo le faltaba a la cadenera Farmacity para ingresar definitivamente en la ilegalidad absoluta, era montar un verdadero y clandestino lugar "trucho” de medicamentos. Esto queda a la vista luego de un allanamiento del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, que dio con un galpón de la firma donde se acopiaban ilegalmente 27 mil unidades de fármacos, y que fueron secuestrados por una orden judicial.

El depósito, ubicado en la localidad bonaerense de Ciudadela, desnuda los reiterados intentos y aprietes de desembarcar en la Provincia de Buenos Aires, donde la ley de Farmacias mantiene la prohibición de Sociedades Anónimas Sanitarias. Las autoridades no descartan que haya más de estos depósitos en otros puntos del terrollito provincial o nacional.

La información comenzó a circular ayer, a partir de un comunicado del Ministerio de Salud Provincial. Luego de la denuncia de un particular, la dirección de Farmacias de la cartea sanitaria hizo una presentación a la justicia, que ordenó el allanamiento en el depósito ilegal de la cadena, ubicado en la avenida Militar al 4000, en la localidad de Ciudadela.

En ese lugar, para sorpresa de los inspectores, se encontraron con más de 27 mil medicamentos ilegales, una cifra que asusta y que estaban en lo que las autoridades calificaron como “un depósito ilegal”. Allí, “la cadena almacena los productos farmacéuticos para distribuirlos en sus locales de Capital Federal y diversas provincias”, informó la Dirección de Farmacias Provincial.

Según denunció el fiscal de la causa y las autoridades, el depósito “no poseía habilitación del ministerio de Salud de la Provincia”, por lo que los inspectores de la dirección de Farmacia de esa cartera procedieron a la incautación total de los productos encontrados.





“Entre ellos hallaron envases estériles para análisis, gasas, bicarbonato, vaselina líquida, pomadas, agua oxigenada,  vendas, botiquines para primeros auxilios, glicerina y óleo calcáreo, afirma la comunicación del ministerio. Además, la cartera sanitaria recordó que la dirección de Farmacia “realiza controles permanentes a establecimientos farmacéuticos de toda la provincia, desde aquellos que se encargan de la producción de los medicamentos como los que trabajan en la distribución y venta”.

La noticia encendió la alarma en el sector farmacéutico provincial, que entiende que esta situación marca los deseos de la cadenera más grande del país de desembarcar en suelo bonaerense. Desde hace años que la firma busca romper la ley 10.606,a veces con influencia política de "alto nivel"; pero la Ley de la Provincia de Buenos Aires es un verdadero freno a la ambición desmedida de la cadena. En este sentido, este depósito ilegal puede ser la punta de una movida peligrosa que alimenta al gigante de la venta sin control. Fuentes calificadas del sector de los farmacéuticos confirmaron a MIRADA PROFESIONAL que no se descartan que haya más de estos lugares, por lo que el fiscal “realizará más allanamientos” vinculados con Farmacity.

Las mismas fuentes remarcaron que en lo que va del año esa dirección realizó 416 intervenciones y 14 allanamientos en locales comerciales que elaboran, distribuyen y venden medicamentos y otros productos medicinales. Las leyes provinciales que regulan la actividad farmacéutica son las 10.606 y 11.405.

La noticia se suma al fallo que prohibió la oferta en góndolas, otra buena noticia que le pone freno a la ambición desmedida de esta cadenera, la más grande del país. Si la justicia sigue por este camino, la oferta descontrolada de medicamentos dejará de ser un problema, y los fármacos volverán al control de los profesionales de la farmacia, de donde nunca deberían irse. Porque si se deja en manos del capital, como Farmacity, suceden cosas como las de Ciudadela.


Fuente MiradaProfesional.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...